El problema del Congreso por “dejar que las cortes decidan”

El pasado jueves, en la convención anual de abogados de la Sociedad Federalista, el representante Ron DeSantis (R-FL) comentó un aspecto increíblemente importante sobre los congresistas que actúan sin respeto a la Constitución cuando dicen que dejarán que las cortes decidan.

La convención de este año estuvo centrada en el magistrado fallecido Antonin Scalia, centrando en concreto este grupo su atención en los puntos de vista de Scalia sobre el federalismo y la separación de poderes.

“Sólo deseo que la sabiduría de Scalia se abra paso por las salas del Congreso de Estados Unidos, ya que Scalia comprendía que cada uno debe defender su terreno”, indicó DeSantis. “Una de las cosas que me frustra es que algunos de mis colegas dirán que, si estamos debatiendo un proyecto de ley, ‘¿Es constitucional? ¿Tenemos esta facultad? ¿Entra en conflicto con la Carta de Derechos? Pues bien, dejemos que lo diluciden las cortes. Votamos a favor de aquello que creemos que es positivo, a menos y hasta que las cortes nos digan lo contrario’”.

Pero DeSantis explicó el evidente problema de esta forma de pensar:

Bien, el problema de esto es que las cortes sólo pueden decidir sobre casos o disputas. Así que básicamente ante cualquier cosa que no dé lugar a un juicio, en el fondo están diciendo que no va a haber nadie que vaya a salir en defensa de la Constitución. Nuestro deber es defender la Constitución y actuar de acuerdo a la misma. Por eso siempre he dicho que si hay un proyecto de ley que no es constitucional, mi deber es votar en contra independientemente de lo que puedan hacer o no las cortes.

Los políticos de todos los poderes del gobierno prestan el juramento de defender la Constitución. Cuando no la defienden, es un perjuicio tanto para la Constitución como para nuestros derechos y libertades que ésta defiende. Y las cortes sólo pueden corregirlo parcialmente.

DeSantis se lo aplica al Poder Ejecutivo:

No es sólo el Congreso. Me refiero por ejemplo al presidente Bush cuando aprobó la ley McCain-Feingold, que dijo: “Creo que es inconstitucional, pero dejemos que eso lo decidan las cortes”. Así no es como se supone que debe funcionar el sistema. Si no se está convencido de su constitucionalidad, es preferible ejercer la autoridad de que se dispone para defender la Constitución

Cuando debato sobre mi forma de entender el papel de las cortes en la defensa de la Constitución, normalmente pongo el énfasis en esta cuestión: Cuándo fue la última vez que oyó a un congresista preguntar: “¡ESPEREN, COLEGAS! ¿Es constitucional esto?”

Resulta verdaderamente reconfortante oír a un congresista preguntar eso.

Shohana Weissmann es directora digital de Opportunity Lives. Sígala en Twitter: @senatorshoshana

Opportunity Lives

Opportunity Lives es un medio de noticias dedicado a descubrir y destacar historias de éxito en la vida real y soluciones a lo largo y ancho de Estados Unidos.